Skip Navigation

Tox Town en español - Inquietudes de salud ambiental y sustancias químcas y tóxicas en su lugar de residencia, trabajo y diversión
CruceroEnglish

¿Por qué son los cruceros un motivo de preocupación?

Las vacaciones en cruceros son muy populares hoy en día y el tamaño de este medio de transporte es cada vez mayor. Por causa de estos cambios, existe preocupación por el efecto de la industria de cruceros en la salud humana y el medio ambiente, particularmente en la calidad del agua.

Un viaje en crucero expone a las personas a nuevos lugares y a la aglomeración en un espacio cerrado y hacinado. Hay riesgo de enfermedades causadas por alimentos o agua contaminados o por contacto personal. Las principales enfermedades observadas en los viajes en cruceros son trastornos estomacales e intestinales vinculados al consumo de alimentos o de agua a bordo. Otros problemas similares son las enfermedades transmisibles, como la influenza y la enfermedad de los Legionarios, una forma de neumonía causada por la inhalación de bacterias propagadas por medio del aire. El lavado frecuente de las manos y otras precauciones básicas pueden ayudarle a mantenerse sano durante un viaje en crucero.

Las preocupaciones por el medio ambiente durante un viaje en crucero incluyen aguas cloacales, aguas negras y basura producidas por los barcos. La descarga de aguas cloacales de los cruceros puede contaminar el ambiente marino y los mariscos e impedir la utilización del agua para pescar, nadar y realizar otras actividades de recreo. En la sentina, un espacio interior localizado en la parte inferior del casco, los barcos pueden recolectar agua que se filtra del mar, junto con petróleo y otros contaminantes comunes en sus operaciones. Cuando el agua de sentina se vacía al mar, las sustancias químicas y los productos del petróleo que contiene pueden envenenar a los pájaros, los peces y otras especies de vida marina. Los barcos también llenan tanques de lastre con agua para mantener su estabilidad. El agua de sentina y de lastre puede bombearse a bordo en una zona determinada, junto con contaminantes locales y diversas formas de vida animal y vegetal, y transportarse a grandes distancias antes de la descarga. Cuando se descarga, puede causar contaminación del agua local y ser particularmente dañina en las aguas puras por donde transitan con frecuencia los cruceros.

La basura lanzada al mar desde los cruceros puede afectar la vida marina, contaminar las playas y obstruir el motor o la hélice de otras embarcaciones. Los cruceros que funcionan con motores de diesel emiten sustancias con un elevado índice de contaminantes sulfurados. Los servicios para pasajeros, como los salones de belleza y los servicios de lavado en seco de los barcos, presentan los mismos motivos de preocupación por la salud y usan las mismas sustancias químicas empleadas en las empresas establecidas en tierra.

Muchas líneas de cruceros han tomado medidas para mantener un ambiente saludable para los pasajeros y evitar la contaminación ambiental por medio de manejo apropiado de basura, aguas cloacales, desechos peligrosos, combustibles, y agua de sentina y de lastre.

Última actualización: 25 marzo 2014