Skip Navigation

Tox Town en español - Inquietudes de salud ambiental y sustancias químcas y tóxicas en su lugar de residencia, trabajo y diversión
Autobús escolarEnglish

¿Por qué son los autobuses escolares un motivo de preocupación?

Los autobuses escolares son la forma más segura de transportar los niños a la escuela. Cerca de 24 millones de niños viajan en autobuses escolares todos los días y, en su mayoría, pasan en ellos una hora y media cada día de la semana.

Puesto que casi todos los autobuses escolares funcionan con combustible diesel, los niños están expuestos a la contaminación de los gases del tubo de escape de esos vehículos. Pueden estar expuestos a dichos gases si viajan en autobús o si juegan o esperan en las zonas de abordaje o de estacionamiento de esos vehículos cuando se dejan con el motor encendido. Los gases provenientes de los autobuses estacionados con el motor encendido fuera de las escuelas también pueden contaminar el aire interior de esos establecimientos.

Los gases del tubo de escape de los vehículos que funcionan con combustible diesel contienen muchos contaminantes peligrosos del aire, incluso material en partículas, compuestos orgánicos volátiles y otras sustancias químicas causantes de cáncer. La exposición a esos gases puede causar afecciones respiratorias, asma, alergias y lesiones pulmonares. Los niños son particularmente vulnerables a los efectos nocivos de la contaminación del aire porque respiran con frecuencia más rápida que los adultos y porque sus pulmones todavía están en proceso de desarrollo.

Es posible que los autobuses escolares antiguos construidos antes de 1977 no se ciñan a las normas actuales de seguridad ni de conservación ambiental.

Los niños pueden reducir su exposición a los gases del tubo de escape de los autobuses escolares que funcionan con combustible diesel si se sientan en la parte del frente del vehículo y mantienen la ventana abierta cuando el tiempo lo permita. También pueden abstenerse de jugar cerca de una zona de abordaje de autobuses escolares estacionados con el motor encendido.

Se han realizado varias actividades de limpieza del efecto de los gases del tubo de escape de autobuses escolares. Algunos sistemas escolares tienen reglas contra el estacionamiento de autobuses con el motor encendido que exigen que se apague el motor y trabajan en el reacondicionamiento de algunos vehículos para dotarlos de motores que permitan mantener más limpio el ambiente.

Esta descripción se basa en la información encontrada en los enlaces virtuales citados en la versión en inglés de este tema.


Enlaces virtuales desde MedlinePlus (Biblioteca Nacional de Medicina)
Salud escolar

Enlaces adicionales
Autobuses escolares de diesel (Consejo de Defensa de los Recursos Naturales)
Estudio sobre la exposición de niños a contaminantes en autobuses escolares (Agencia de Protección Ambiental de California)

Sustancias químicas y autobuses escolares
¿Se encuentran estas sustancias químicas en mi comunidad?
Acetona
Anhídrido sulfuroso
Benceno
Cloruro de polivinilo (PVC)
Compuestos orgánicos volátiles (COV)
Contaminantes orgánicos persistentes (COP)
Diesel
Dióxido de carbono
Estireno
Éteres difenílicos polibromados (PBDE)
Formaldehído
Gas natural
Gasolina
Glicol de etileno
Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)
Material en partículas
Metanol
Monóxido de carbono
Óxido de etileno
Óxidos de nitrógeno
Ozono
Propano


Última actualización: 7 febrero 2014

Escenas gráficas interactivas
La ciudad
La granja
El pueblo
Regiones fronterizas de los EE.UU.
El puerto
Sudoeste de los Estados Unidos