Skip Navigation

Tox Town - Environmental health concerns and toxic chemicals where you live, work, and play
Plantas caseras y jardinesen español

¿Por qué son las plantas caseras y los jardines un motivo de preocupación?

Muchas casas se decoran con plantas caseras que añaden color, calidez y vida natural a las habitaciones. La jardineria es una forma popular de disfrutar del ambiente exterior, cultivar plantas y productos alimentarios y embellecer un patio. Pero como las plantas caseras y los jardines son comunes en nuestros hogares, patios y barrios, es posible que se desconozcan los peligros que pueden representar para la salud.

Tanto en un ambiente interior como exterior, tocar o comer plantas venenosas puede causar reacciones alérgicas, erupciones cutáneas, enfermedades y hasta la muerte si se ingieren en cantidades suficientemente altas. Los pesticidas y herbicidas empleados en los prados y jardines pueden causar trastornos de salud y enfermedad al ser humano. Muchas plagas de los jardines también representan amenazas para la salud humana. La jardinería, si no se realiza correctamente, también puede causar lesiones de la espalda.

En los Estados Unidos hay más de 700 plantas venenosas. Tres por ciento de todas las intoxicaciones guardan relación con las plantas. Las plantas ocupan el segundo lugar entre las principales causas de intoxicación de los niños. Puede ocurrir intoxicación por plantas al tocar o comer una planta venenosa y sus hojas, frutos o semillas. 

Algunas de las plantas venenosas más comunes y conocidas son la hiedra, el roble y el zumaque venenosos, que causan reacciones alérgicas de la piel. Si se queman, el hollín cubierto por savia transportado por el aire puede entrar a los ojos, la nariz, la garganta y las vías respiratorias. La planta venenosa más mortífera es el ricino, que contiene un veneno del mismo nombre. Comer aunque sea una pequeña semilla de ricino puede ser mortal. Entre otras plantas y árboles venenosos cabe citar muérdago, oleandro, oreja de elefante, filodendro, capuchón de monje, dedalera, lluvia de oro,  tomatillo de Jerusalén, laurel, árbol del paraíso, dulcamara, y cicuta acuática y venenosa.

Los pesticidas y herbicidas se pueden usar en los prados y jardines para prevenir, destruir o reducir la gravedad de la infestación de plagas y las malezas. Algunos pesticidas son carcinógenos conocidos. Otros causan anomalías congénitas, afectan el sistema nervioso o irritan la piel y los ojos.

Los jardines pueden alojar a muchas plagas, que pueden ser un peligro para la salud del ser humano y de los animales y causar destrucción de las casas y otras edificaciones. Algunas plagas de jardín pican, muerden o causan amenazas para la salud humana.

Si cree que tiene síntomas causados por haber comido o tocado una planta venenosa, comuníquese con su médico. En caso de urgencia por intoxicación o si tiene alguna pregunta sobre posibles sustancias tóxicas, comuníquese con el centro de control de intoxicaciones de su localidad llamando al teléfono 1-800-222-1222.

Last Updated: June 06, 2014